¿Qué producto vender? – Parte 1

Esta es quizás una de las principales preguntas que se hace un emprendedor o empresario en su vida profesional, sin embargo, la respuesta no siempre es sobre el ¿Qué? si no más bien el ¿A quién? o el ¿Cómo?

Este artículo surgió gracias a un de las varias respuestas que recibimos dentro de nuestro concurso “Gana una copia de nuestro libro 1000 Ideas para tu Negocio”, el cual ya ha finalizado y el premio les ha sido enviado a los ganadores. Una de las preguntas o dudas que surgían es ¿Qué debo vender? o ¿Cómo debo venderlo?

Las dos son pregunta validas, sin embargo, faltaría una tercera para completar el panorama, ¿a quién debo venderlo?

Cada una de las preguntas las analizaremos independientemente en un artículo pero por el momento hablaremos en general de la situación.

Para comenzar debemos entender cada una de las preguntas, empezando por el ¿qué? o ¿Qué debo vender?

Muchas personas consideran esta la principal pregunta, sin embargo, es la menos importante de todas. El que vender es tan sólo una idea general pero no es la fórmula mágica que transformará tu negocio.

Es cierto que debes tener un producto de calidad y a buen precio, pero en el mercado hay cientos de productos que no cumplen ninguna de estas dos características y son todo un éxito y esto es por que saben como venderlo y a quien venderlo.

Cabe aclarar, que no debes de enfocar toda tu energía en desarrollar el que vender, pero tampoco debes pasarlo de alto pues un producto de calidad es lo que respaldará tu empresa y le dará continuidad.

El como venderlo no estamos hablando de tu discurso de ventas, si no más bien de tu estrategia de ventas completa, es decir, el precio de tu producto, su presentación, sus características generales, su forma de entrega o distribución, etc., Esto es de suma importancia, por dar un ejemplo propio, nuestro libro 1000 Ideas para tu Negocio se distribuye exclusivamente de forma digital, es decir, no esta a la venta en librerías y esa es nuestra estrategia de ventas, sabemos que estamos sacrificando gran cantidad de clientes potenciales que lo compraría físicamente pero tenemos motivos para hacerlo, los cuales de explicarlos ocuparían un artículo entero.

Y por último, el a quien venderlo es quizás la pregunta más importante. Pues en el momento en que descubras realmente a quien venderle tu producto, lo demás saldrá sobrando.

Saber a quien venderle suena fácil pero no lo es, compañías enteras han fracasado por no descubrir esta pregunta, y esperamos que tu ya lo hayas resuelto.

Por el momento dejaremos este artículo hasta aquí, en los próximos artículos indagaremos en cada una de las tres preguntas lo suficiente para ayudarte a que tengas una idea clara de si el problema de tu empresa es el que, el como o el quien.