Como motivarse a emprender siendo un empleado.

Si eres un empleado de alguna empresa y tienes la espinita de emprender o apenas estas comenzando tu vida profesional y no sabes que camino tomar, te recomendamos que seas un empleado y aprendas a enfocar la energía de frustración, cansancio e impotencia en tu emprendimiento.


Son pocos los casos de las personas que están conformes con su trabajo, y son aún más pocos los que estando inconformes deciden hacer algo al respecto.


Si tu eres de esas personas que tiene espíritu emprendedor y quiere dejar la vida rutinaria del empleo formal para iniciar tu empresa, pero te falta ese detonador entonces sigue leyendo.


Lamentablemente, la mayoría de los empleos de oficina actuales cuentan con ciertas características en común, son repetitivos y tediosos, limitando tu capacidad creativa, las labores que se realizan muchas veces no les encuentras un por qué, hay un diferencial abismal entre el tiempo y capacidad invertida con la remuneración percibida, muchas veces las horas de oficina son largas y con horarios de salida ridículos, los jefes no son la mejor persona del mundo, entre muchos otros factores.


Entonces, si te sientes identificado con alguno de los anteriores y tienes la espinita emprendedora, ¿Por qué no haces algo al respecto?


Aprende a enfocar esa energía de enojo y frustración en un proyecto personal y comienza a emprender, no necesitas dejar todo para iniciar un negocio, lo puedes hacer desde la comodidad de tu oficina o cubículo.


Si aún no sabes que emprender, la próxima vez que salgas de una junta frustrado o salgas tarde del trabajo, en lugar de pensar “odio mi trabajo, mi jefe no me apoya, no puedo hacer nada” Comienza por pensar “esto es temporal, debo de encontrar que emprender”, comienza a leer más noticias de emprendedores, libros de empresas, de creatividad, hay cientos de cosas que pueden darte la inspiración necesaria para emprender.


Si ya tienes en la mente esa idea para emprender, entonces pon manos a la obra, usa tus horas de ocio de la oficina para investigar si valdrá la pena iniciar el negocio, proveedores que te servirán, desarrollo de plan de negocio. Usa las instalaciones de tu oficina para hacer esas llamadas de teléfono que necesitas, para buscar locales por internet para rentar, pedir cotizaciones por correo, etc.


¿Quieres saber cuál es la mejor manera de iniciar el día antes de ir a trabajar? Trabaja en tu propio proyecto o negocio, te recomendamos que te levantes unas 2 horas más temprano y trabajes en tu proyecto, es un sacrificio que vale la pena, lo que sucederá será lo siguiente:


Te levantarás avanzarás un poco en tu proyecto y el resto del día tu mente empezará a divagar y a pensar que más hacer para que tu negocio funcione, si tienes una junta frustrante, o sales tarde del trabajo cansado, camino a casa pensarás “esto es temporal, mañana me tengo que levantar más temprano para trabajar más en mi proyecto y hacerlo funcionar antes de tiempo”


Usa todas las ventajas que tienes dentro de una compañía para aprender y impulsarte a ser un emprendedor.


Un empleo formal no es un detractor en tu emprendimiento, al contrario, puede convertirse en la plataforma perfecta para empezar, además de que te proporcionará dinero que podrás ahorrar o invertir en tu negocio.


Si eres un empleado y estás frustrado con tu trabajo, úsalo a tu favor y busca lo que realmente te apasione, si decides hacer algo, ten por seguro que tu vida no será así por siempre.



¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí