Las opciones destruyen las ventas.

Es curioso como el pensamiento empresarial es tan diferente del consumidor, por un lado las empresas creen que darle tantas opciones al cliente es lo mejor que se puede hacer, por otro lado, el tener tantas opciones puede generar un miedo o indecisión tan grande en el cliente que al final no elija nada.

Si eres una empresa nueva enfócate en pocas opciones para brindarle al cliente, y con esto evitarás ese sentimiento de indecisión y frustración.

Muchas veces hemos entrado en un restaurante donde la carta de alimentos es tan amplia que es difícil elegir algo de comer, el mesero viene a nuestra mesa más de 1 vez ya que no nos podemos elegir y al final, elegimos algo rápido teniendo la esperanza que no haya sido mala elección.

Todo es tan sencillo cuando las opciones se reducen y la posibilidad de error es igual de mínima.

Esto aplica no sólo para los restaurantes si no para cualquier vendedor o empresa, cuando estés con un cliente no lo dejes elegir, otórgale unas dos opciones y listo, si la persona empieza a pensar sus opciones este proceso será abrumador a tal grado que no comprará nada.

Un cliente busca soluciones, las cuales tu le puedes dar, evítale pensar en las opciones el sólo busca algo sencillo y rápido que le resuelva el problema.



¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí