Antes de Emprender consigue un trabajo estable

El escenario en donde el emprendedor ponía en juego sus ahorros y dejaba todo a un lado para iniciar un negocio está pasando de moda, hoy en día es tan fácil emprender que se puede hacer en cualquier momento de cualquier lugar pero lo más importante es tener un trabajo estable antes de emprender.
Quizás suene algo absurdo conseguir un trabajo estable antes de emprender pero hay ciertas razones bien justificadas para hacerlo.
Primero, es necesario que tu mente se acostumbre a tener la renta y las cuentas pagadas antes de convertirte en un aventurero donde quizás apenas tengas dinero para sobrevivir. Muchos empresarios se ven en apuros debido a que ponen todo en juego, y llega un momento donde los ahorros no son suficientes para cubrir los gastos y estos empiezan no sólo a afectar a la empresa nueva si no al empresario.
Consigue cualquier trabajo que te de dinero suficiente para pagar tus deudas, una vez hecho esto, tu mente tendrá unos pendientes menos de que preocuparse y podrá enfocarse en lo que realmente importa, que es tu nuevo negocio.
No importa el trabajo que sea, puede ser una oficina, de mesero, de vendedor, lo que sea, con tal de que te de un ingreso para poder vivir y despreocuparte del dinero.
Quizás tu objeción más grande a trabajar mientras emprendes es que no te dará el tiempo suficiente para dedicarle a tu negocio, en un inicio intenta conseguir unas horas extras de tu día para trabajar en tu empresa, no será fácil pero si necesario, sacrifica horas de televisión, levántate un poco más temprano o negocia que te dejen trabajar desde casa, sea lo que sea, tendrás que liberar tiempo para trabajar, no es imposible, pero si requiere de un gran sacrificio.
Otra gran razón de por que tener un trabajo estable antes de emprender, es que tus ahorros no se verán sacrificados y en caso de que tu negocio falle, tendrás aún un ingreso de dinero para pagar renta, comer y por que no, iniciar un nuevo negocio próximamente.
En los inicios del negocio tendrás que hacer cierta inversión, en veces más grande que otras, pero este dinero lo puedes obtener de tu ingreso de tu trabajo fijo, otra gran razón de por que tener un trabajo mientra emprendes.
Después de un tiempo, cuando tu negocio tome vuelo y te generé ingresos entonces podrás dar el salto dejado tu empleo fijo para dedicarte en totalidad a tu nuevo negocio.
Para concluir, tener un empleo estable no esta en contra de la mentalidad emprendedora, muy por el contrario, es una gran ayuda y es la base financiera de tu nuevo negocio. Antes de emprender, consigue un negocio estable, quizás el tiempo será el recurso que tendrás que administrar pero al menos el dinero no faltará.

¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí