Trabajar para una pequeña empresa

Usualmente nos dedicamos a escribir artículos para empresarios y emprendedores, sin embargo, hoy escribiremos un artículo para todos aquellos empleados o los que están buscando trabajo.
Por esta ocasión hablaremos de por que las pequeñas o medianas empresas son una mejor opción para trabajar que un gran corporativo.
Es cierto que quizás que una pequeña empresa no tenga el renombre de un gran corporativo, pero al final del día tiene mucho más beneficios.
Flexibilidad. Toda pequeña empresa para la que tengas que trabajar tiene la ventaja que estas en contacto directo con el dueño la mayoría de las veces, por lo que eso te da gran ventaja y flexibilidad, desde un permiso para salir temprano hasta iniciar todo un nuevo proyecto. La línea de mando es reducida y la comunicación es directa. No hay tanto papeleo ni tramites que hacer para lograr que algo funcione. Una de las grandes frustraciones de las personas que trabajan en corporaciones es que carecen de flexibilidad para hacer las cosas.
Mayor crecimiento. Aunque lo parezca o no, una pequeña empresa te da un mayor crecimiento que una gran corporación, el tema es que tu tienes que ser parte de ese crecimiento, es decir, ¿quieres crecer de puesto en la pequeña empresa?, entonces hazla crecer; estamos seguros que ningún empresario se negará a pagarte el sueldo que tu deseas si eres capaz de generarle los ingresos que él desea. En las grandes corporaciones lo único que haces es crecer a través de escalones preestablecidos, no hay mucho más hacia donde ir, ya que si intentas crear tu oportunidad de crecimiento en una corporación te toparás con miles de obstáculos.
Mayor creatividad. Los limitantes que presentan las pequeñas empresas hacen que tu mente empiece a volar y desarrolles tu verdadero potencial, en las grandes corporaciones tu capacidad creativa se ve subyugada y aplastada por grandes trámites burocráticos y por intereses de otras personas ajenas a ti. A pesar de que tengas más recursos financieros, en una gran corporación su uso esta más restringido y limitado lo que hace que inclusive tu creatividad se vaya perdiendo con el tiempo.
Tu tiempo te pertenece.  Aunque no lo parezca el nivel tiempo que demanda trabajar en una pequeña empresa es menor, aunque se tenga desafíos más grandes, no le invertirás tanto tiempo como en una gran empresa. Lamentablemente en las corporaciones existen muchas fechas de entrega que no dependen de ti y te son impuestas por lo cual debes de ajustar toda tu vida al tiempo de otra persona. En una pequeña empresa tú puedes coordinarte perfectamente con los clientes y el dueño de la empresa, para que todos los tiempos estén sincronizados y estos te pertenezcan. Esto es un gran punto a favor de cualquier persona.
En conclusión, es cierto que sacrificarás un buen sueldo al inicio al trabajar para una pequeña empresa en comparación de lo que ganarías en una gran corporación pero el acenso en cuestión económica es más rápido si logras desarrollar a la empresa junto contigo. Si lo que quieres es renombre, entonces trabaja para una corporación, si lo que quieres es flexibilidad, retos y sobretodo que tu tiempo te pertenezca entonces no lo pienses más, una pequeña empresa es el lugar ideal donde deberías trabajar.



¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí