Los recuerdos de las malas situaciones

No compres en ese lugar, tratan mal a los clientes…
Eso me dijo un amigo una vez cuando me disponía a comprar una camisa en una tienda departamental.
Cuando le pregunto el por que de su comentario, resulta que tuvo un problema en esa tienda, no recordaba el problema, ni el monto por el cual fue el problema, sólo recordaba que lo habían tratado mal.
En la vida real así es en realidad como las personas miden las percepciones, al final del día quizás no recuerden la razón, el monto de dinero o un por que, lo único que recordarán es un sentimiento de injusticia, falta de respeto y de cómo se sintieron esa vez.
Tu empresa podrá preocuparse por que las devoluciones se hagan correctamente, por que el precio sea justo y por que la empresa funcione correctamente, pero la mercadotecnia de tu empresa es la que se debe de preocupar por las emociones, sentimientos y recuerdos que le deja la empresa a tus clientes.
No te conformes con un “Fue justo, le devolvimos la cantidad de dinero justa al cliente por esa devolución” mejor busca un, el cliente quedo satisfecho y feliz por que no le causamos más molestias que la que ya tenía al tener que regresar a la tienda a devolver el producto.
Enfócate en las emociones y deja por una vez a un lado el dinero.