Los hechos no son suficientes

Los políticos, las empresas y las personas inexperimentadas en mercadotecnia creen que hoy en día lo único que necesita para convencer es un hecho.
Imaginemos que llegas con una persona y le dices, te cambio tu Nissan Tsuru por este Porsche Carrera y el se rehúsa, lo cual es absurdo. El Porsche es un carro muchísimo más caro y mejor que un Tsuru, no hay espacio para discutirlo, tu estas bien y el esta mal.
Pero el todavía tiene el carro que tu quieres y entonces tu pierdes, por que todo lo que tenias en la mano era un hecho. Nunca analizaste que quizás detrás de ese Tsuru viejo venia toda una historia detrás, mucho más valiosa que un Porsche.
Esto demuestra que la historia gana siempre, si tu hijo pequeño decide mejor jugar con una caja de cartón que con el último juguete que le compraste y gastaste mucho dinero, lo dejarás jugar con la caja de cartón, aunque el juguete te haya salido carísimo y a final de cuentas quizás ni lo vaya a usar y habrás perdido dinero, lo harás por que se siente bien, no por que este bien.
La posición que tienes actualmente, incluyendo tu salario, tus inversiones, la hipoteca de tu casa, tus deudas y las cosas de tu casa inclusive la ropa que vistes están basadas en la historia que te dices a ti mismo, no en algunos hechos que “demuestran que es lo mejor para ti”
Aprende a jugar con las historias, vende historias, promociona historias, no hechos.
Las personas construyen y crean sus vidas a través de historias por que a final del día lo único que nos queda compartir es una historia con nosotros mismos o con los que queremos.
Comparte historias y no hechos.

¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí