Menos evaluación cuantitativa y más evaluación cualitativa.

Es curioso como la mayoría de los directores de empresas tratan de enfocarse en los resultados numéricos más que en los cualitativos.
Es fácil desanimarse y desmotivarse cuando se basan en las cifras pero también es necesario entender que los cambios cualitativos son los que esos números cambien a un panorama más positivo.
El ejemplo más claro de esto es el poder de un simple GRACIAS. He realizado varios proyectos para varias empresas, en las cuales he recibido diferentes remuneraciones económicas sin embargo, las que más aprecio, inclusive las que aún recuerdo son en las que me dieron las gracias.
Por lo general el aprecio hacia el trabajo y el tiempo de los demás no es considerado, creen que por el hecho de pagarte una cuota o un sueldo debes de tener el trabajo hecho y no esperar nada más que tu sueldo.
La valoración a las personas de una forma cualitativa y no cuantitativa es mucho más gratificando y motivador.
Es cierto que debe tener a sus empleados bien remunerados, pero también bien valorados, las dos cuestiones deben de ir de la mano.
De nada sirve pagar un buen sueldo si el empleado se siente miserable y no apreciado, y viceversa, puedes estar muy agradecido por el trabajo de tus empleados pero si no le pagas lo mínimo para que lleven un nivel de vida decente entonces de nada servirá.
Todo lo anterior esta enfocado hacia los empleados, pero, ¿Qué pasa con los clientes? O ¿las ventas?
Debes de entender que no todos los resultados que obtengas provienen de un esfuerzo económico, por el contrario, puedes generar cambios radicales a través de esfuerzos cualitativos y no cuantitativos.
Si tus clientes se están cambiando a la competencia pero no tienes dinero para una mejor campaña de publicidad o para darle regalos piensa, ¿Qué puedo hacer CUALITATIVAMENTE para mejorar?, la respuesta muchas veces no involucra un desembolso económico si no más bien un cambio de mentalidad.
Una llamada, un saludo, un gracias, una sonrisa, una atención o el hecho de estar consciente de la situación que pasa tu empleado o tu cliente es MUCHO más valorado y apreciado por cualquier persona que un regalo material.
La próxima vez que veas tu reporte financiero, tus estados de resultados, los resultados del desempeño de tus empleados o cualquier otro reporte numérico, en lugar de pensar, ¿En que puedo gastar, invertir o cuanto te va a costar darle un giro a esos números? Mejor piensa, ¿Qué actitud o acción CUALITATIVA puedo hacer para mejorar?



¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí


Discover how I solve my sweat problem with this treatment for excess sweating