Efecto pigmalion en las empresas


El tema motivacional de los empleados es quizá uno de los más interesantes pero complicados que existen en cuestión empresarial, como empresario debe de empezar a desarrollar una sensibilidad excepcional para poder identificar cuales son las cosas que motiva a cada uno de sus empleados.
Existen ciertas técnicas o formas de motivar a los empleados que puede usar de manera inmediata, de la que hablaremos ahora es sobre el efecto Pigmalion.
El nombre Pigmalion proviene de la mitología griega, de la leyenda de Pigmalion y Galatea,  la cual cuenta que Pigmalion era un escultor que buscó durante muchísimo tiempo a una mujer con la que casarse. Pero, con una condición: debía ser la mujer perfecta. Frustrado en su búsqueda, decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear esculturas preciosas para compensar. Una de ellas, Galatea, era tan bonita que Pigmalión se enamoró de ella. Pigmalion soñó que Galatea cobraba vida por lo cual al despertar se encontró con Afrodita la cual volvió el deseo del escultor en realidad, diciendo “mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado. Ámala y defiéndela del mal”.
El efecto pigmalion, nombrado de esta leyenda, se refiere a que las personas son capaces de lograr o superar lo que se habían propuesto, en este caso, pigmalion, supero el simple hecho de crear esculturas de mujeres hermosas, tan hermosas que se enamoro de una.
En la vida de todas las personas este efecto es presente, dentro del mundo laboral, los jefes se crean una imagen de sus colaboradores, dicha imagen puede ser percibida por las personas inclusive si no es expresada abiertamente, por lo que cuando esta imagen es positiva los efectos benéficos son impresionantes, por el contrario una imagen negativa es desastrosa.
Es importante saber que en este caso la percepción juega un papel importante, ya que puede que este a su cargo un empleado el cual sea muy bueno y usted lo reconozca, pero si esta persona desconoce esto y tiene poco contacto con usted será difícil que el empleado capte su percepción.
Este efecto también le sirve para entender por que muchos empleados se sienten tan desmotivados, descubrirá que quizás no es algo externo, si no que es usted mismo el que ha logrado esto.
Si ha decidido intentar usar el efecto Pigmalion para motivar a sus empleados, este conciente que este puede jugar para ambos lados, es decir, positiva o negativamente. Es necesario tener alineado lo que piensa y lo que transmite, ya que si quiere transmitir que cree en sus empleados y que estos son buenos pero en el fondo sabe que no es cierto, todo su lenguaje corporal y esencia transmitirán el mensaje negativo.
En conclusión, algo tan sencillo como creer en las personas puede tener un impacto sumamente benéfico, pero también sucede lo contrario. Use esta técnica no solo con sus empleados, si no también con su familia, sus clientes y su vida en general, pero, hágalo de corazón, es decir, realmente crea en las personas, le aseguramos que de hacerlo se le facilitarán muchas cosas.  




¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí