Antes de emprender, determine cuanto va a ganar.



Existen un sin fin de razones de por que quiebra una empresa, y quizás una de las más comunes es mezclar las finanzas personales con las empresariales.
Aunque sea el dueño de la empresa es necesario autodeterminarse un sueldo ya que esto le ayudará a conocer sus costos de una manera más clara y sobretodo es una de las formas más efectivas para controlar el dinero.
Determinarse un sueldo tal vez le parezca un tanto absurdo, ya que puede ser que una de las razones por las que inicio su empresa es para no tener dificultades financieras, pero determinárselo evitará que “desangre” a la empresa, es decir, que empiece a sacar dinero para su beneficio propio el cual es quizás necesario para su operación.
Si su negocio es exitoso y usa el excedente de dinero para sus gastos personales, sin embargo, no se ha determinado un sueldo, se autolimitará para crecer pues no sabrá de cuanto dinero dispone para reinvertirlo en crecimiento o en actualización de maquinaria.
De igual forma el determinarse un sueldo será favorecedor en sus finanzas personales pues le ayudará de las siguientes formas:
  1. Administración. Podrá saber exactamente cual es la cantidad que dispone para gastar durante el mes, esto le permitirá planear sus gatos personales sobretodo si es de las personas que “quema” el dinero.
  1. Ahorro. El tener un negocio propio no es justificación para no ahorrar, al contrario, al depender directamente de lo que le sucede a la empresa necesita estar preparado para imprevistos y emergencias, quizás un mes muy malo no le dará las ventas esperadas y por consiguiente, no obtendrá el ingreso que regularmente recibe y tendrá que recurrir a endeudarse debido a que no tiene ahorros.
Una vez que su empresa sea estable, genere utilidades y tenga destinado parte de estas al crecimiento, entonces es el momento de gozar y disfrutar los beneficios de su trabajo, ahora si puede tomar parte de estas utilidades y usarlas en lo que desee. Si empieza a usar las utilidades de su empresa sin siquiera pensar en crecer, entonces usted mismo esta condenando el destino de su empresa, por que a final de cuentas empresa que no piensa en crecer, no reinvierte en si misma y no cambia, a final del día siempre morirá.
En conclusión, si es un empresario con ánimos de no tener problemas financieros ni depender de un sueldo fijo para disfrutar la libertad de trabajar en lo que uno quiere, que es su negocio, entonces antes siquiera de empezar a abusar de el, limítese y asígnese un sueldo que no solo le ayudará a controlarse en sus gastos personales, si no también le permitirá conocer exactamente cuanto dinero hay en la empresa y como lo puede usar.




¿Te gusto este post? Recibe nuestras actualizaciones gratis en tu email, da click aquí