El cliente NO siempre tiene la razón

Un servicio de calidad consiste en resolver problemas y dudas genuinas de los clientes, no estar cumpliendo caprichos y necedades.

Si el producto o servicio que se ofrece tienen unas caracteristicas limitadas y el cliente exige que además el producto “baile” entonces quizás no sea el producto que el cliente necesita, por tal razón no intentes a como de lugar hacer que tu producto “baile” para cumplir un capricho.

Pon tus esfuerzos en satisfacer las necesidades de la mayoría de los clientes legitimos, y resolver dudas reales, y  los que intentan abusar y sacar el mayor provecho de ti y de tu empresa como si les debieras la vida es mejor decirle “quizás nuestro producto/servicio no es lo que busca por lo tanto le regresaré su dinero, muchas gracias” y sigues adelante.

Más sobre este tema en artículos posteriores.