Alianzas para ganar.

La unión hace la fuerza. Esta es una de las frases que deberíamos de considerar más seguido al momento de hacer negocios. Las pequeñas empresas tienen las falsas ideas o creencias de que al momento de crear una empresa o empezar en el mundo de los negocios, todo el mundo es su enemigo. Esto hace que la empresa se ponga a la defensiva ante cualquier persona que se le ponga enfrente, la causa de esto es que creen que les van a quitar clientes, pero lo que no saben es que una unión empresarial es de las cosas que maás puede redituar las empresas.

La unión hace la fuerza, Hacer alianzas estratégicas entre empresas es de gran ayuda para todas las partes.
La idiosincrasia más grande de los empresarios es el creer que una unión empresarial hará a su empresa más débil o vulnerable. Pero al contrario, una alianza hará al negocio mucho más fuerte y resistente a los cambios externos e internos que puedan suceder. Cuando los problemas se llevan con la ayuda de alguien más suelen ser más sencillos de sobrellevar.
Mediante este artículo no se pretende infundir en ustedes, lectores y empresarios, para que empiecen a fusionar empresas con otras, ni que bajen la guardia, simplemente se trata de mostrarles los beneficios de las alianzas empresariales, las cuales su único propósito es ganar.
Existen diferentes formas de hacer alianzas empresariales, las más simples pero menos frecuentes son las alianzas publicitarias. Mediante una alianza de publicidad la empresa se da la oportunidad de repartir el presupuesto publicitario entre una o varias compañías; con esto no solo logrará disminuir sus costos, sino que inclusive podría aprovechar el prestigio de la empresa con la que realiza esta alianza en beneficio propio o inclusive lograr hacer una campaña tan grande que de haber estado sola no hubiera sido posible.
Hay tres principales tipos de alianzas: de publicidad, de complemento y de competencia.
Otro tipo de alianza es a lo que a nosotros nos gusta llamar alianzas de complemento. Como su nombre lo indica, este tipo de alianzas son en beneficio de las empresas mediante el complemento de unas con otras en diferentes cuestiones, es decir conseguir a otra empresa que pueda hacer lo que yo no puedo o algo que inclusive de un valor agregado a las cosas que hace mi negocio. Un ejemplo muy sencillo de esto sería el siguiente: si yo tengo una panadería que hace el mejor pan de la ciudad, por otro lado existe una empresa que vende el mejor café de la localidad, y los estudios han demostrado que a la gente le gusta comer su pan dulce con un café, entonces ¿porqué no hacer una alianza de complemento?
La última alianza, que puede ser la más difícil de llevar acabo, pero que ofrece beneficios impresionantes, es la alianza con la competencia. Tal vez suene extraño, pues sería casi como dormir con el enemigo, sin embargo aliarse con el enemigo puede brindar grandes frutos. Las alianzas entre competidores generalmente se realizan con el fin de trabajar en conjunto para atraer más clientes, ejemplo de esto son las agencias de autos, aún siendo competencia se colocan unas cerca de otras, para así, entre todas, atraer más posibles clientes y tener una mayor fuerza comercial.
Su peor enemigo puede convertirse en su aliado, las alianzas de competencia son una buena opción para complementar ambos negocios.

En resumen, hacer alianzas entre empresas es una de las estrategias más poderosas que puede existir, ya que por medio de estas se creará un impulso mediante el cual las empresas crecerán. Para desarrollar una alianza ya sea publicitaria, de complemente o de competencia sólo es necesario dejar a un lado esos paradigmas y creencias de egocentrismo, donde se tiene la falsa creencia de que uno puede hacer todo y no necesita ayuda de nadie.  Muchas veces lo único que necesita una empresa para salir adelante es una alianza estratégica.