Porque Hasta las GRANDES ideas necesitan PUBLICIDAD.

Las empresas, al igual que los seres humanos, tienen la necesidad de escuchar y ser escuchados. Por escuchar nos referimos a saber que es lo que pide el mercado, considerar a los clientes, saber que es lo que necesita la gente. Por otro lado, ser escuchado es transmitir mensajes para que la gente sepa lo que la empresa es, lo que hace, lo que ofrece, inspire confianza, etcétera., en otras palabras se necesita promocionar o hacer publicidad.

Hacer publicidad es una actividad que se debe dominar, para ello se debe de enviar el mensaje adecuado a la persona indicada en el momento preciso. Sin embargo, hacer que las personas escuchen a una empresa no es cosa fácil, sobre todo porque actualmente existe una sobresaturación de publicidad y la gente tiene mejores cosas que hacer que estar al tanto de lo que las empresas quieren decir.
Ahora bien, si existen cientos de empresas con miles de mensajes y las personas no quieren oír, ¿Qué podemos hacer? La publicidad eficaz busca la forma de lograr que las personas interrumpan lo que están haciendo o pensando, para poner atención a lo que usted, como empresa, le quiere decir, cosa que puede ser en fracción de segundos; pero esto no es lo único, una vez que se logra captar la atención de las personas, la publicidad debe lograr persuadirlas para que se sientan interesadas por lo que está ofreciendo la empresa.
                        Propósito de la publicidad: VENDER, VENDER Y VENDER.
Estos dos factores, llamar la atención y persuadir a la personas, es a lo que se enfoca la publicidad, para ello se han desarrollado varias herramientas y técnicas, que aunadas a un poco de creatividad han sido la clave para cambiar el rumbo de muchos negocios. El uso de estas herramientas requiere de planeación, esto porque no todas las personas somos iguales, lo que le interesa a un joven de 18 años no es lo mismo que lo que llama la atención de un hombre de 50 años, o incluso gente de la misma edad tiene gustos diferentes, es por ello que se necesita, primero que todo, saber a quien se le enviará el mensaje.
NO todos somos IGUALES por lo tanto la publicidad no pude ser igual para todos.
Después de eso se debe de escoger el medio para hablar con la gente, este puede ser a través de la televisión, radio, medios alternativos, como lo es el Internet, vía pública, medios impresos, entre otros; dependiendo de las necesidades del anunciante se aplican cada uno de los canales ya mencionados.
De los anteriores el más económico es la publicidad impresa, este medio incluye todo lo que son volantes, pósteres, espectaculares, etcétera; tiene grandes ventajas sobre los demás, esto por ser muy dinámico, y además puede hacer que lleguen los mensajes a un gran número de personas a un costo relativamente bajo en comparación de los otros medios.
Una PUBLICIDAD EFICAZ  puede cambiar el rumbo de una empresa.
Una vez seleccionado el canal es indispensable conocer las herramientas que vamos a usar para enviar el mensaje. Para lograr esto, se debe conocer la forma del pensamiento humano, los factores psicológicos que influyen en él, es decir, que imágenes, colores, tipos de letras, formas, etc., le llaman más la atención. Todas y cada una de las anteriores son sólo algunas de las herramientas que debemos aplicar al momento de diseñar publicidad, pues estas lograrán captar la atención inmediata del público, y por otro lado el desconocimiento o mal uso de estas hace que nuestro mensaje llegue de la manera incorrecta.
En conclusión, en este mundo todos tenemos algo que decir y para lograr sobresalir y que nos escuchen, sólo es cuestión de saberlo decir bien; para esto se necesita planear una estrategia, conocer los medios y sobre todo hacer uso de las herramientas para obtener un diseño impactante en los consumidores, porque hasta las grandes ideas necesitan publicidad.