Manual de personalidad.

La personalidad es la diferencia individual que constituye algo y lo distingue, así como también es el conjunto de características o cualidades originales de cada quien; pero dicha personalidad no es única de las personas, las empresas tienen personalidad, su empresa tiene personalidad.

Son pocos los empresarios que le ponen especial énfasis en la personalidades de la empresa; al referirnos a personalidad nos referimos a ese conjunto de cosas que su empresa ofrece que ninguna otra más lo hace, y estas son indispensables transmitirlas a los consumidores; pues cual es el punto de ser el mejor y ofrecer cosas que nadie más ofrece, si nadie sabe de mi existencia.
“La imagen corporativa transmite al mundo quien es, que hace, como se hacen las cosas dentro de una empresa.”
La manera de transmitir esta personalidad es por medio de la imagen corporativa; en artículos anteriores mencionábamos que la imagen corporativa es la manera en que la empresa transmite a los clientes quien es, que hace, como lo hace, entre otras cosas, siendo esta imagen de vital importancia para la empresa pues no sólo logrará distinguirse de su competencia sino que también se posicionará en la mente de los consumidores.
“La imagen corporativa va mucho más allá de simples hojas membretadas”
La imagen corporativa no se basa simplemente en tener hojas membretadas con su logotipo o tener tarjetas de presentación, estas son sólo una manera de plasmar su imagen pero no lo es todo.
Para desarrollar una imagen corporativa efectiva primero se necesita realizar un análisis detallado para identificar lo que se quiere transmitir al consumidor. Al hablar de transmitirle mensajes al consumidor no me refiero a publicidad, se necesita transmitir ciertos aspectos como confianza, seguridad, rapidez, elegancia, entre otros muy variados, siendo estos los que se tienen que plasmar de una manera que el consumidor los entienda y los identifique inmediatamente con la empresa.
“Cuide la imagen de su empresa, pues de ella depende la confianza que le inspira al cliente.”
Una vez identificado lo que se quiere transmitir es necesario saber como se va a transmitir, esta parte es de vital importancia, pues aquí entra el uso eficiente  de los medios en donde voy a transmitir mi mensaje. Llámese medios al uso efectivo de un logotipo, tales como medidas, colores, restricciones de uso entre otras cosas; la papelería englobando las hojas membretadas, las tarjetas de presentación por nombrar algunas, objetos variados como uniformes, pines, publicidad, en donde la imagen corporativa indicará de que manera estará presente la empresa en una pieza publicitaria.
Todas las posibilidades y restricciones de la imagen corporativa deben de ser usadas de manera sistemática, es por eso que un manual de imagen corporativa es indispensable dentro de cada empresa, pues este indicará las pautas necesarias a seguir para desarrollar una personalidad empresarial eficaz e innovadora. En dicho manual se normaliza el uso de logotipo así como su espacio vital, los colores de la empresa, la tipografía, entre otras cosas.
Los emprendedores y pequeños empresarios pensarán que un manual de imagen corporativa son cosas para las grandes corporaciones, pero no es así, este manual le servirá al empresario como guía para transmitir su mensaje de una manera más eficiente, lo cual inclusive hará que se distinga de los demás negocios. Un manual de imagen corporativa es tan indispensable como un plan de negocios, pues este sirve como guía evitando que la imagen de la empresa se distorsione en la mente de los consumidores, o en el peor de los casos que la empresa no exista en la mente de estos.