La importancia de los mandos medios

 A pesar de nuestra continua aversión hacia las estructuras de decisiones piramidales o popularmente conocidos como organigrama, debido a su complejidad e inutilidad debemos considerarlas también como objeto de estudio y es nuestro deber dar consejos sobre estas, ya que quizás muchas empresas se encuentren en la situación en la que es imposible cambiar la estructura de trabajo de la noche a la mañana o simplemente por que están acostumbrados a trabajar de una forma y no desean el cambio. Bueno si tú te encuentras trabajando o tienes una empresa en cualquiera de las situaciones anteriores o simplemente deseas aprender un poco más sobre el tema sigue leyendo, quizás aprendas cosas interesantes.

Para resumir a grandes rasgos las características de un organigrama piramidal y tradicional es en el que la cima se encuentra el líder o director y debajo de él todos sus sequitos, (lo cual por el simple hecho de tener su nombre en una casilla (cuadrito) superior a las demás creen que les brinda ciertos privilegios o automáticamente los convierte en personas más capaces e inteligentes, lo que en un gran número de ocasiones no es cierto), formando una pirámide, en este sistema las decisiones siempre se toman de arriba hacia abajo y difícilmente el que esta arriba escuchará las opiniones de los de abajo por diversas cuestiones, esto es lo que trataremos en este artículo.

En estos organigramas generalmente se encuentran 3 macro niveles, (hemos decidido llamarlos de esta forma ya que nos ahorra trabajo y espacio el explicar los organigramas, pues abarca cuestiones tan amplias como absurdas tanto que estas nos da pereza explicar) estos niveles serían Director, Mando medio y empleado común.

Ahora viene la parte interesante, para poder conocer la eficacia de estas estructuras debemos dejar a un lado el número de niveles que puede tener, el número de cuadritos o simplemente el tamaño, las estructuras más eficaces son las que el mando superior (el cuadrito mas alto) es capaz de comunicarle al cuadrito más bajo un mensaje, orden, petición SIN ALTERAR EL MENSAJE. Ahora que es lo que pasa en la realidad, a los cuadritos de abajo difícilmente les llegará un mensaje directamente del director general ya que le tomaría mucho tiempo, le daría pereza o simplemente por que iría en contra del sistema establecido de mandos. Entonces este mensaje debe de ser enviado por los mandos medios o en otras palabras “filtrado” por los mandos medios.

Además, en muchas organizaciones existe esta burocracia en la que los mandos superiores tienen que enviar el mensaje al mando medio y posteriormente a los simples mortales o empleados de más bajo rango. Por que, ¿como se sentiría el pobre director de área si su jefe no le diera importancia a sus opiniones y directamente se comunicara con todos los empleados?, esto está en contra de la cadena del poder y la teoría de la supervivencia del más apto. (si, nos encanta usar el sarcasmo) Entonces se deben de seguir ciertos lineamientos establecidos o en otras palabras lo que dicta el sentido común. Si observamos el sistema piramidal llegamos por lógica a la conclusión de que el que está en el tope debe de comunicarle el mensaje al siguiente hacia abajo y luego este al siguiente y así sucesivamente hasta que se complete toda la cadena, es lo mas “práctico” y “eficiente”, pero lo que muchos no se han percatado es que dentro de este sistema entran muchas otras cosas en juego, por ejemplo el mensaje. Si, sabemos que es algo obvio pero nuestra afirmación va mas allá de distorcionarlo o cambiarle el sentido, también esta el ampliarlo, el afectarlo o el simple hecho de omitirlo.

El mando medio se encuentra en la posición de hacer que toda la empresa se paralice o funcione de forma adecuada, este artículo esta relacionado a nuestras publicaciones anteriores tituladas “como funciona realmente una empresa” en donde mencionábamos la importancia de las relaciones, pues aquí sucede lo mismo, los mandos medios tienen en sus manos gran poder sobre la empresa, más de lo que ellos se imaginan, inclusive podríamos a exagerar un poco y acusar a los mandos medios de ser los culpables de todo lo que pase en la empresa; ya que son estos los que si no motivan a sus séquitos estos no harán nada, por lo tanto la empresa no venderá, de otra forma son estos los que si no comunican de manera adecuada que está pasando en los niveles mas bajos difícilmente podrán tomarse las decisiones adecuadas.

Muchas veces es sencillo culpar al inocente, por dar un ejemplo, muchas veces hemos escuchado, visto o simplemente nosotros lo hemos hecho, el quejarnos de la dirección general, del CEO (Chief Executive Officer) de la empresa, ya que supuestamente es el que toma las decisiones importantes, pues esto mismo sucede a la inversa. Muchas veces los CEO, CFO (Chief Financial Officer) y todo el consejo de administración se queja de los empleados de bajo nivel los cuales supuestamente no hacen lo que se les pide, pues en vez de buscar culpables en la cima o en el fondo de la pirámide mejor observemos en la mitad, y descubriremos muchos cuellos de botella o ineficiencias.

No estamos diciendo que los mandos medios sean los malos del cuento o sean los responsables de todo y que debamos darle un aumento inmediatamente a todos aquellos que hagan su labor bien o despedir a los incompetentes, simplemente queremos que se percaten, tanto si eres un directivo como un empleado, que la próxima vez que den o reciban una orden de un mando medio piensen, si eres el dueño o estás en el consejo de la administración “¿realmente el mensaje será transmitido de la manera que quiero a los empleados? ¿podrán ser explicadas, aclaradas y solventadas todas las dudas e inquietudes que surjan? ¿esta persona es capaz de motivar y poner en marcha este nuevo plan?” y si eres un empleado, pregúntate, “¿la orden que estoy recibiendo realmente es de esta manera? ¿esta es la forma que tengo que hacer las cosas o esta s la forma en la que “él” cree que se tiene que hacer?”.

Pero, ¿qué pasa si eres un directivo medio o el cuadrito con tu nombre se encuentra justamente en medio de la pirámide?, primero debes de darte cuenta de la gran responsabilidad que tienes en tus manos, (y deja a un lado las actitudes egocéntricas de que por tí funciona todo y sin ti la empresa se viene abajo, todos somos necesarios pero no indispensables) ya que si quieres realmente ser alguien útil para la empresa, hacer tu trabajo bien lo primero que debes de hacer es entender los mensajes que se te dan, en ambos sentidos, es decir, escuchar, ver, atender las quejas, sugerencias, problemas, ideas que tengan los empleados debajo de ti pues son ellos los que están al frente de batalla del negocio, son ellos los que saben que pasa en la calle, los que se enfrentan con el cliente día a día y tu eres el representante de ellos, tu eres el que debe de saber comunicar toda esta información a tus superiores para que estos puedan tomar decisiones acertadas, en otras palabras eres el encargado de ponerle los pies en la tierra a los directivos. Y por otro lado debes de aprender a traducir y entender mensajes, debes de conocer la idea que se piensa poner en marcha en la empresa, debes de saber explicarla a la perfección y sobretodo sugerir mejoras para que esta sea correctamente implementada pues tu eres el vínculo entre los dioses y los mortales, por eso decimos y sabemos que casi todo lo que pasa en la empresa es tu culpa, tienes la maldición y bendición de los mandos medios.

Ahora un último consejo para directivos, empleados y personas en general, deben siempre de aprender a cuestionar todas las ordenes, ideas, planes, deben estar constantemente preguntándose ¿por qué es de esta forma? Y rechacen automáticamente la respuesta “por que siempre ha sido así”, siempre cuestionen una orden de un mando superior si ven que esta es algo incoherente, no por el hecho de tener su nombre un cuadrito o varios arriba que el tuyo quiere decir que siempre tiene la razón, de igual forma, si tienes la ventaja de estar en el tope de la cadena, no por esto te has convertido en una persona con una inteligencia superior, eso no te hace mejor que nadie, quizás solamente estas ahí por antigüedad pero no por capacidad, entonces nunca des por hecho que todas las ideas o sugerencia de los de abajo serán malas y sobretodo nunca te fíes de que recibirás o que mandarás el mensaje adecuado a todos los empleados, mejor asegúrate de esto, de vez en cuando ve y platica con los empleados y pregúntales cosas, te sorprenderás de la cantidad de información que se queda estancada en un mando medio y sobretodo de lo ineficiente que muchas veces puede llegar a ser.

En conclusión, hemos analizado un poco los tres niveles principales de una estructura piramidal, hemos visto sus ventajas e inconvenientes y hemos dado ciertos consejos para saber que hacer en cada uno de los casos, recuerda que el verdadero funcionamiento de una empresa es en base a relaciones e información, y que muchas veces esta información puede quedarse estancada por falta de comunicación u obstáculos al momento de transmitirla. Si eres mando medio asegúrate de conocer y entender toda la información, cuestiona a quien esté encima de ti, pues recuerda que el peor error que se puede cometer en el trabajo es la suposición.