Ventas Navideñas

La navidad es un tiempo de compartir. Es popularmente sabido que la navidad no sólo se basa en los regalos, que tiene otro trasfondo, para algunos religioso, mientras que para otros se trata de algo meramente familiar; pero independientemente de eso la navidad para las empresas se traduce en ventas y más ventas.

Según estadísticas del Instituto Nacional de Estadistica y Geografia (INEGI), las ventas en los diversos sectores empiezan a aumentar a partir de octubre sin embargo, diciembre es el mes en donde las ventas aumentan un 50% con respecto al mes de noviembre.

Para este aumento en las ventas las empresas se preparan de diferentes maneras, algunas extienden su horario, aumentan su inventario, hacen ofertas, ofrecen créditos, contratan a personal temporal, aumentan su presupuesto publicitario y otras simplemente se dedican a atender la gran cantidad de clientes que tienen.

 

No importa el sistema que use para estar preparado, lo importante es estar listo para ese aumento en la clientela. A continuación le tenemos preparada una serie de consejos para esta temporada, tal vez muchos de estos ya los haya puesto en práctica y otros quizás ni siquiera se haya percatado de la situación, en este caso ya sabrá que hacer para el próximo año.

Primero que todo, debe de hacer consciencia que Diciembre es un mes de gasto, la gente tiende a gastar más de lo común y esta es una oportunidad excelente para su negocio, independientemente de lo que se dedique, ya que estas compras no se realizan en productos para regalar únicamente; la gente tiende a salir a comer fuera de casa, llevar a los hijos a pasear e inclusive otros, un poco diferente a lo convencional, deciden hacerse una renovación física (corte de pelo, depilación láser, manicure, etc.) y/o pagar un spa para empezar el año lleno de energías.

Una vez que se ha percatado de la situación, es necesario empezar a planear una estrategia para atender la demanda navideña. Se debe de tener un inventario el cual sea suficiente para cubrir esta época, las empresas que llevan laborando varios años en la localidad, ya deben de tener un estimado de ventas para la temporada, sino es así, un análisis de correlación y regresión le sería adecuado para determinar la demanda potencial del mes. Por otra parte, para las empresas que es su primera temporada navideña, tener a consideración la cifra mencionada con anterioridad, es decir las ventas aumentan aproximadamente un 50% con respecto al mes de noviembre.

Por otro lado, la atención al cliente es algo que nunca se debe dejar pasar por alto, y en esta temporada no es la excepción. Una vez que este preparado para atender la demanda que se espera en el mes en cuestiones de inventarios, no debe dejar a un lado la atención al cliente, esta temporada va a recibir varios consumidores, los cuales tal vez no había recibido antes, y este es el momento adecuado para hacerse de clientes para el resto del año, es decir, aproveche las oportunidades que se le presentan convirtiendo a unos simples consumidores de temporada en clientes fieles por el resto del año.

Para hacer esto posible sólo es cuestión de brindarles un servicio de calidad, llámese servicio de calidad en el que se tiene como prioridad al cliente, para lograr esta calidad existen dos principios básicos, el sobrepasar sus expectativas y el otorgarle siempre soluciones en lugar de problemas. El sobrepasar sus expectativas se puede lograr fácilmente por medio de una promoción, un descuento, un regalo extra o cualquier otro detalle del cual el cliente no estaba consciente o esperaba. Por otro lado, el cliente en todo momento lo único que busca es solución a sus problemas y no un problema más, por esta razón evite incomodar al cliente mientras se encuentra en su establecimiento, si algún problema se presenta inevitablemente, resuélvalo inmediatamente y haga saber al cliente que su principal objetivo es servirlo a él. De esta manera logrará crear satisfacción en sus clientes, generando con esta situación una publicidad de boca en boca, al recomendarlo con sus conocidos, y a su vez, estos volverán a su establecimiento.

La publicidad es algo a lo que no se le pone el énfasis necesario en estas temporadas, pues creen que si las ventas aumentan inevitablemente no es necesario un gasto extra. Consideramos que es necesario realizar ese gasto en publicidad durante esta temporada, tal vez no de la misma magnitud que se haría en otras ocasiones, pero si lo suficientemente fuerte para sobresalir de los competidores. Al momento de realizar publicidad en esta temporada logrará colocarse como primera opción de compra en la mente de los consumidores con esto obtendrá una ventaja considerable a la de su competencia.

Como conclusión, la temporada navideña es una época de incremento en las ventas para los negocios, pero aún así hay que sacarle el mayor provecho posible, es decir, además de vender mucho, es conveniente crear nuevos clientes y de ser necesario modificar los procesos para así lograr ofrecer un servicio de alta calidad siempre sobrepasando las expectativas del cliente.