8 pasos para aprender a trabajar mejor

Muchas personas tienen la errónea idea de que el hacer más significa ser mejor, se cree que por el simple hecho de estar ocupado ha de ser una persona importante o ha de estar haciendo algo importante pero esto no es del todo cierto.

Los empresarios son los primeros que deben de aprender a diferenciar cuando en realidad están haciendo algo importante y cuando no, ya que el tiempo es un factor vital en el mundo empresarial, ahora mostraremos algunos puntos para distinguir si lo que hace es realmente importante o no.

 

1.- Pregúntese ¿qué pasaría si dejo de hacer lo que estoy haciendo? Muchas veces se cree que cuando uno suspende una actividad todo podría venirse abajo, pero puede que quizás solo esté en su imaginación, puede que inclusive a nadie le importe lo que está realizando, así la próxima vez que esté a punto de realizar una actividad pregúntese ¿qué pasaría si no lo hago?

 

2.-Pregúntese ¿Es necesario hacerlo yo? Esto es va enfocado un poco al saber delegar actividades, pero es necesario aprender la ciencia de la delegación, es decir, deben saber cuando algo es necesario que lo realice uno y cuando otras veces es tan sencillo que otra persona lo podría realizar.

 

3.- Un trabajo bien terminado a tiempo es mucho mejor que un trabajo excelente terminado tarde. Las fechas de entrega son quizás los puntos más importantes de todo y un trabajo promedio el cual puede haya realizado usted o lo haya delegado es más relevante que un trabajo excelente siempre y cuando cumpla con la especificación de ser entregado a tiempo.

 

4.- ¿Es necesario hacer tan excelente ese trabajo? Este punto quizás vaya contra la premisa de siempre hacer las cosas de la mejor manera posible, pero créanos que en ocasiones existen tareas o trabajos que simplemente no merecen la pena poner mucho esfuerzo y con el simple hecho de realizarlo bien será más que suficiente, así que aprenda a distinguir cuando un trabajo realmente tiene que hacerse de una manera excelente y cuando solo es necesario hacerlo superficialmente. Generalmente los trabajos que deben de hacerse de una manera excelente son aquellos los cuales van a hacer comprados, supervisados o aceptados por alguien más y los trabajos que simplemente no valen la pena son aquellos que solo sirven de relleno o son meramente papeleo.

 

5.- Pregúntese ¿lo que hago realmente sirve de algo? Si vieran la cantidad de ocasiones en las que las personas tienden a realizar cosas sin siquiera ponerse a pensar que es lo que están haciendo o pensar si lo que hacen va a servir de algo o para alguien, no acepte un trabajo el cual sepa que no va a servir de nada y siempre que le encarguen realizar un trabajo pregunte ¿Esto de que va a servir? Porque puede que eso que está por realizar alguien ya lo haya realizado o se pueda hacer de una forma más sencilla, esto es con la finalidad de trabajar el doble o simplemente perder el tiempo.

 

6.- Pregúntese ¿Existe una manera mejor y más rápida de hacerlo? Nunca de nada por hecho, siempre cuestiónese el porqué las cosas se hacen así y si usted conoce una manera de realizarlo mas rápido y mejor, adelante, no tema ir en contra de las personas, crea en usted mismo y vera como todo resultara bien.

 

7.- Pregúntese si lo que está haciendo realmente lo acerca un poco más a conseguir sus metas o simplemente es para sentirse ocupado y sentir que ocupa su vida y tiempo en algo, con el tiempo se dará cuenta que la mayoría de las cosas que realiza realmente son simplemente para mantenernos ocupados y dejar a un lado hacer lo que realmente importa lo que le acercara a conseguir lo que realmente desea.

 

8.- Y por último, si algo no le sirve a usted para aprender algo nuevo, conocer un lugar nuevo, una persona nueva o simplemente para crecer como persona siempre enfocándose en el futuro entonces NO MERECE LA PENA HACERLO.

 

En conclusión quizás varios de estos puntos suenen conformistas y mediocres, sin embargo, muchas veces es necesario entender que el hacer más nunca se ha significado ser mejor, sobretodo que el tiempo es el recurso más escaso con el que contamos por eso es necesario cuidarlo a toda costa por lo que deben de aprender a distinguir cuando simplemente están manteniéndose ocupados o cuando están siendo productivos, deje a un lado todos las cosas insignificantes y dele importancia a los detalles trascendentales. No queremos incitarlo al conformismo o al dejar de hacer todo lo que hace, simplemente queremos invitarlo a reflexionar para que aprenda a trabajar mejor, distinguir lo importante de lo que no y a crecer como persona.