Empleados modernos, empresas modernas

En la naturaleza y en los negocios todo se basa en la supervivencia del más apto, por eso es necesario adaptarse y evolucionar o perecer en el intento. Un proceso de evolución natural lleva miles de años para que se noten cambios significativos, sin embargo, una evolución empresarial solo basta con pasar de temporada primavera a verano para que esta tenga que adaptarse.

El cambio constante de las empresas es un fenómeno relativamente nuevo; al hablar de “relativamente nuevo” quiere decir de hace unos cuantos años a la fecha, esto por que en tiempos antiguos las empresas podrían pasar décadas produciendo el mismo producto, de la misma manera, con la misma tecnología y con los mismos empleados y aún así eran sumamente rentables, hoy en día, la tecnología cambia minuto a minuto y no se digan los tipos de productos, es por esta razón que se necesita adaptarse a estas nuevas formas de hacer negocio, no importa que su empresa haya nacido el mismo momento en que nació PEMEX, esta paraestatal así como su compañía necesitan un cambio.

Tal vez usted ya está convencido de la necesidad de un cambio dentro de su empresa y está pensando por dónde empezar, bueno nosotros le diremos por donde, antes de iniciar por comprar la última moda en tecnología, el celular más moderno, la computadora más rápida del mercado, empiece por analizar factores que ya están dentro de su empresa, más concretamente, inicie por analizar su fuerza laboral.

La fuerza laboral de hoy en día es una totalmente diferente a la de antes, esta nueva fuerza laboral nacida entre los años 70 y 90s, son personas las cuales difícilmente pueden ver el mundo sin un celular, sin Google, sin el Messenger, sin el Facebook y donde la nueva tecnología es cosa de todos los días. Es esta fuerza laboral que puede ayudarle a usted a entender los nuevos mercados y sobretodo a cambiar, sin embargo, se necesita que primero usted la entienda a ella.

Este tipo de trabajadores crecieron con una forma diferente de trabajar, hablando en términos profesionales, estas personas se mueven a la velocidad que se mueve la información, es decir, pueden tomar decisiones casi instantáneas pues cuentan con toda la información suficiente para esto.

Demuestran gran capacidad intelectual, lo cual les permite trabajar en diferentes ambientes, con diferentes personas, diferentes lugares y diferentes trabajos, son personas capacitadas para adaptarse a cualquier tipo de situación y por esto mismo, necesitan convertir su trabajo en un reto, en algo motivador y desafiante, de no ser así difícilmente podrá retenerlos.

Este tipo de empleados son personas que pueden darle justamente lo que su empresa necesita, no se aferre a la clásica ideología de “Aquí siempre se han hecho las cosas de esta manera y así estamos bien”, es necesario que usted también este conciente del cambio que esto puede llevar. 

Para poder hacer cambios en su empresa es necesario aprender a caminar antes de correr, por eso, si tiene miedo de lo radicales que pueden llegar a ser los cambios, no es necesario que los realice todos inmediatamente, simplemente siga los siguientes pasos:

  • Escuchar. Tal vez esta sea la  parte más importante del proceso, empiece a hablar con sus empleados, descubrirá que muchos tienen cosas que decirle las cuales podrían ser bastante valiosas.
  • Analice. Una vez escuchadas todas las ideas de sus empleados empiece por analizarlas, le recomendamos que tome primero las mas radicales, esto por que una idea radical e improbable puede llegar a ser justo el cambio que necesita.
  • Actúe. Una vez que haya analizado esta idea pida a la persona que le dio esta idea que trabaje con usted, pues puede que usted no vea el contexto total de la idea tal y como el autor de esta. Trabajen y pónganla en marcha poco a poco sin necesidad de hacer grandes cambios dentro de su empresa.
  • Vea los resultados. Con la nueva idea ya trabajando, vea los resultados de esta, vea si realmente son buenos o no, si ve que benefician a la empresa no se detenga y póngala a trabajar a gran escala, si ve que no funciona, simplemente cambie de idea.
  • Continué. Poco a poco implementando ideas nuevas al negocio hará que este logre dar cambios radicales para bien de la empresa y dentro de muy poco tiempo su empresa será una totalmente nueva.

En conclusión el cambio siempre es necesario, sin embargo es necesario desearlo. Nosotros lo invitamos a que realice algún cambio en su empresa, por más pequeño que este sea, siempre será bueno. Y recuerde, realizar cambios en la empresa no significa dejar de hacer lo que usted hace, ni cambiar el giro del negocio, simplemente es tomar lo que usted ya hace bien y mejorarlo.