Devoluciones, Soluciones para el cliente

Uno de los aspectos en los que las micro y pequeñas empresas tienen más problema es el de las devoluciones de mercancía, ya sea que por que no se tiene un control adecuado para manejarlas o porque no tienen la cultura de hacerlas.

 

En este artículo nos enfocaremos en analizar las características de las devoluciones así como los beneficios que le brinda tanto al cliente como a la empresa.

 

Antes que todo, es necesario saber que para que un cliente decida devolver la mercancía que acaba de comprar es porque realmente le es inservible, ya sea por defecto de fabrica o porque simplemente no era lo que estaba buscando, ambos casos son totalmente válidos pues nadie compra algo por el simple hecho de regresarlo después.

 

Es aquí donde son las empresas las encargadas de dar soluciones o problemas al cliente.

 

Los beneficios de tener una eficiente política de devoluciones son bastantes ya que el cliente tiene la oportunidad de quedar completamente convencido de la eficiencia del servicio de la empresa, lo que se aprecia más, pues un cliente generalmente no solo ve el producto que compra sino todo el servicio que obtiene al comprarlo.

 

Por otro lado, una deficiente política de devoluciones le causará al cliente más problemas que beneficios ya que el cliente por evitar pasar por todo el proceso de una devolución preferirá quedarse con el producto defectuoso, a su vez la empresa perderá reputación y poco a poco cada vez más clientes.

 

Una efectiva política de devoluciones es una en la cual no se le pongan pretextos al cliente, donde solo se pregunte la razón de la devolución y el si va a querer el efectivo u otro producto. Se sorprenderán la cantidad de personas que dirán que otro producto a su dinero, pues como comentábamos, casi ninguna persona compra un producto con el fin de regresarlo después.

 

Las devoluciones deben de manejarse a todas las escalas, desde empresas directas con el consumidor final hasta proveedores. Ya que las empresas que son intermediarias deben de tener las facilidades en las cuales si se les regresa mercancía a estas, puedan sencillamente traspasarla a la empresa productora, por su parte la empresa proveedora debe de tener en consideración estas devoluciones ya que puede ser por desperfecto de fábrica, de traslado o simplemente, mal funcionamiento del aparato.

 

La empresa proveedora debe de tener en consideración que si ella pone oposición ante las devoluciones se afectará en mayor medida a ella misma, ya que si un cliente batalla al devolver cierto producto evitará comprar de nuevo con el intermediario, lo cual el intermediario evitará comprar con el proveedor, en sí, todo está interconectado.

 

Las empresas pequeñas y medianas, tanto intermediarias como productores, deben de saber que somos humanos y que nuestras acciones no son perfectas y nuestras decisiones son erráticas, por lo que nuestros productos pueden llegar a tener defectos y las decisiones de compra pueden llegar a no satisfacer las necesidades del cliente, por lo que no importa cual excusa ponga el cliente se debe de realizar la devolución.

 

Sin embargo al establecer una política de devoluciones existen ciertas consideraciones como por ejemplo el tipo de producto y el precio del producto, ya que existen productos que por el simple hecho de su compra son imposibles de devolver, como un borrador gastado a la mitad, un chicle usado, etc. Sin embargo, en estos productos se debe de tener algún otro tipo de compensación, por otro lado, los precios son otro asunto, ya que no es lo mismo devolver algo de $20 pesos que algo de $10, 000 pesos, por lo tanto las empresas deben de considerar que la política de devolución entre mayor cantidad sea mas abierta debe de ser, ya que una devolución de esa magnitud en realidad fue por un asunto serio y no solo un capricho cualquiera como lo sería un producto de $20 pesos.

 

En conclusión, las devoluciones es un tema en el cual es necesario incursionar y no solo de manera teórica, sino también práctica, ya que es necesario conocer cuál es el procedimiento contable para llevar a cabo este tipo de devoluciones, pues de no hacerlo, todas las cuentas se saldrán de balance y por último solo cabe recordar que no importa lo que se crea sobre las devoluciones, una política de devoluciones abierta SIEMPRE es la mejor manera de brindar soluciones y mantener contento a un cliente.