Satisfaciendo las necesidades de su cliente

Las empresas buscan la satisfacción de las necesidades de sus clientes, pero ¿hasta que punto están dispuestas a cumplir con esto?

La detección de necesidades y la satisfacción de estas es una de las principales tareas de toda empresa, pues dependiendo de las necesidades se puede determinar el enfoque sobre el cual va a trabajar la compañía. Por desgracia, actualmente es muy difícil satisfacer los deseos de cada cliente, puesto que los gustos y preferencias de estos cambian radicalmente en pocos momentos.

Debido a los cambios tan drásticos de gustos es difícil complacer a todos los clientes, sin embargo esto no es del todo imposible. Hoy en día grandes corporaciones han cambiado sus sistemas de operaciones para poder realizar sus productos en base a las preferencias del cliente, el ejemplo más claro de esto es la compañía Dell, la cual hace computadoras bajo pedido, justo a la especificaciones indicadas por cada cliente, sea un individuo o toda una empresa.

Este cambio de realizar productos bajo pedido no es exclusivo de las grandes compañías, las micro y pequeñas empresas también lo utilizan y sobretodo tienen la delantera. La ventaja con las que cuentan estas empresas es que por su tamaño es fácil reestructurar procesos y cambiar sistemas, por lo que les resulta más simple ajustarse a las necesidades de los clientes.

Una pequeña empresa que es capaz de ajustar sus procesos a satisfacer necesidades individuales de los clientes, está preparada para competir con empresas a nivel mundial. Puesto que al implementar esta ideología de satisfacer necesidades individuales se obtienen muchos beneficios, no solo es un modelo de negocio innovador y redituable, sino también se tiene un control especifico de cada orden, por lo que se le brinda mayor calidad y se evita que las cosas se salgan de control.

 Una empresa capaz de cumplir las necesidades individuales de los clientes, está preparada para competir a nivel mundial.

Al hablar de calidad nos referimos, además de crear productos o dar servicios que satisfagan al cliente, a una atención personalizada que no cualquier empresa es capaz de brindar, pero que los micro y pequeños negocios son especialistas en la capacidad de otorgarlo, ya que, como mencionamos anteriormente, tienen la capacidad para adaptar sus procesos y sistemas, pero no solo eso, en los micro y pequeños negocios se tiene además la posibilidad de actuar rápido a cualquier cambio que sea necesario sin necesidad de pasar por varios niveles de autoridad, lo cual genera soluciones rápidas al cliente, que a su vez crea clientes satisfechos ya que una de las cosas más importantes para un cliente, además de la calidad y la atención, es el tiempo que tarda en lograr lo que busca.

Si se logra sacar el provecho y ventaja suficiente a la capacidad de atención, servicio personalizado y tiempos reducidos hacia el cliente con la que cuentan las pequeñas empresas se estará entrando en el terreno de empresas que logran crear en el cliente tal grado de satisfacción que aunque aún no hayan probado el producto o servicio ofrecido ya sienten la satisfacción de haber hecho una buena elección al ir con ustedes.