Como administrar un nuevo negocio, tercera parte

Primera ParteSegunda Parte

Sin clientes no habría empresa. Por esta razón es necesario estar al pendiente de estos y sus necesidades, y sobretodo cuando se trata de una nueva empresa. Al igual que en los artículos anteriores, daremos consejos para aquellos empresarios que acaban de iniciar su negocio o esos emprendedores que están apunto de hacerlo; en esta ocasión el tema a tratar será el mercado, es decir sus clientes.

El primer consejo es sencillo, inclusive es la política de una de las empresas más grandes del mundo. Este dice “El Cliente Siempre Tiene la Razón”. A pesar de ser una frase tan simple muchas empresas tienen problemas con sus clientes por olvidarla. En repetidas ocasiones la frase anterior es mal interpretada; tenemos que hacer lo que el cliente desee dentro de nuestras posibilidades, está bien consentir al cliente, mas no está bien rebajarnos o humillarnos solo para cumplir un capricho, además la connotación exacta de la frase es hacer lo que el cliente desee, es decir estar atento y anticiparnos a las necesidades y deseos de los clientes.

Por otro lado, es imperante estar alerta. Es necesario estar consciente de los cambios que suceden en el mercado, y sobretodo prever cualquier cambio que pueda afectar a los clientes, para esto se necesita adaptarse y adecuarse tecnológica, económica o financieramente, y sobre todo reaccionar antes de la competencia.

“Todos los negocios necesitan estar alerta de las situaciones que pasan en el mercado y sobretodo lo que quieren sus clientes”.

Tenga una fuerza de ventas adecuada, es decir, audite, capacite y actualice a sus vendedores, ya sea a través de talleres, cursos, o cualquier otro medio. De igual forma consiga información por medio de los clientes de cómo se les esta tratando, u observe la conducta de estos.

Efectúe promociones, mantenga una publicidad constante y esté alerta de productos sustitutos o complementarios que puedan surgir. Trate de realizar lo anterior de manera que sea diferente a sus competidores, ofrezca cosas que ellos no, pero antes de hacer esto, haga consciencia de su mercado, es decir, vea que es lo que estos necesitan, que estarían dispuestos a aceptar.  En la cuestión de publicidad, cabe recalcar que es una necesidad de cualquier empresa mantener publicidad, sin embargo es una actividad costosa, la cual si no se diseña bien se convertirá en dinero tirado a la basura, para esto asesórese bien antes de realizarla.

En conclusión, tanto las nuevas, como las empresas ya consolidadas, necesitan siempre estar al tanto de lo que está pasando en el mercado. Conocer a sus competidores,  pero sobretodo, conocer a sus clientes, deben saber que es lo que estos desean y como pueden ofrecerlo. El mercado es la base de todo negocio, en otras palabras, sin clientes no habría negocio.