Como administrar la producción de un nuevo negocio

Para el correcto funcionamiento de un negocio se debe tener el control de este. Muchos micro y pequeños empresarios no tienen los conocimientos o las bases necesarias para administrar un negocio pues consideran que todo es simple y sencillo, sin embargo la realidad es otra.

 La gran mortandad de este tipo de empresas se debe a la falta de conocimientos de administración de los mismos, la cual se puede dividir en dos tipos: los negocios que están comenzando y los que crecen tan rápido que no se tiene tiempo de planear su administración. En artículos anteriores nos hemos enfocado a consejos hacia la administración de los nuevos negocios, en dos áreas principales: la financiera y el mercado de las empresas, en esta ocasión continuaremos con la parte productiva.

Primero que todo se debe planear los controles de producción, es decir, conocer los insumos, desperdicios, posibles productos defectuosos, y primordialmente, los costos, pues sin información sobre que sucede en la producción, muy difícilmente se podrán tomar decisiones correctas.

Evite acumulación innecesaria de inventario de producto en proceso o producto terminado, diseñe mecanismos que le ayuden a reducir estos inventarios, sobre todo haga estimaciones reales sobre la producción, es decir evite incumplimientos en las entregas o cuellos de botellas. Una de las nuevas formas de operar de las empresas es la denominada “Just In Time”, justo a tiempo, la cual se basa en realizar la producción en tiempo real al momento en que se hace el pedido, sobre este tema hablaremos en artículos posteriores.

Supervise a sus trabajadores constantemente, esto no quiere decir que este sobre ellos todo el día viendo que hacen mal, al contrario, este al pendiente de las opiniones, necesidades y consejos que estos le puedan aportar. Trate de mejorar el ambiente de trabajo, tanto físico como mental, es decir que tengan buena iluminación, seguridad, higiene, en la parte física, y que tengan remuneraciones adecuadas, incentivos, entre otros. Toda mejora positiva en el ambiente de trabajo aumenta la productividad del empleado.

Establezca métodos, estándares y diseñe el trabajo, utilice técnicas de medición de tiempos predeterminados como puede ser la técnica MOST, la cual ayuda a establecer tiempos para cada actividad en un proceso y así poder tener un mayor control sobre estos y a su vez estar en la posibilidad de reducirlos. Además es de gran utilidad el uso de diagramas de flujo de proceso, diagrama hombre-máquina, entre otros. Estos temas serán abordados más a fondo en artículos posteriores.

Tenga presente que tarde o temprano tendrá que remplazar maquinaria y equipo, por lo que trate de crear un fondo, el cual le sirva de ayuda al momento de pedir una enorme financiamiento que tal vez no este en posibilidades de cubrir.

Por último mantenga un estrecho contacto con todos los demás departamentos, en especial el de costos y el de mercadotecnia, pues estos le indicarán de manera más asertiva las mejores formas de operar, ya sea en el desarrollo de nuevos productos de acuerdo a las necesidades de los clientes o en puntos clave de la producción donde sus costos se estén elevando, o pueda reducirlos.

En conclusión, consideramos que es necesario tener un control minucioso de todas las partes que componen la empresa, y sobretodo una correcta comunicación entre estas, pues solo así, se podrá tener el desarrollo adecuado, y sobretodo, tener la planeación adecuada del área productiva, para de esta forma poder llevar la correcta administración de esta.