Técnicas prácticas para elegir un nombre para su empresa, parte 2

Continuando con el artículo anterior aquí están más técnicas para ponerle nombre a su empresa:

  1. Extensión. Entre más palabras tenga un nombre este será mas difícil de recordar, generalmente se recomienda que el nombre de un negocio tenga entre 1 y 3 palabras como máximo, siendo lo más óptimo simplemente una. La extensión es un factor determinante para que las personas recuerden con facilidad el nombre.

Técnica:  Para recordar la efectividad de nuestro nombre se puede aplicar un pequeño ejercicio de memoria.

  • Seleccione a entre 4 a 6 amigos y/ó familiares, si pueden ser más, lo recomendable es que sea un numero par.
  • Divida a todos en 2 grupos,  lea y muéstrele por escrito los nombres que eligió rápidamente, recuerde que de preferencia que sean 3 nombres, no es necesario que se los repita, lo aconsejable es que lo vean una vez.
  •  Al primer grupo le va a pedir que le digan cual o cuales nombres recuerdan al siguiente día que se los mostró y haga una anotación de cual fue el que más se recordó.
  • Al segundo grupo le va a pedir que le digan lo mismo pero 2 días después de que se los mostró y de igual forma anote todos los nombres que más recordaron.  Con esta técnica podrá darse cuenta si su nombre es fácil de recordar, el nombre que más recuerden las personas es el más aconsejable de elegir.

 

  1. Pronunciación e Idioma. Una de las recomendaciones más importantes que se pueden hacer respecto al nombre de un negocio es el idioma. Nosotros como recomendación tratamos que siempre se usen palabras en español, o que al menos se pronuncien con facilidad en español. La razón es sencilla, el español se lee y se pronuncia igual, entonces imagínese que usted va a comer a un restaurante que se llama “Huxley´s” y le gusto tanto que lo recomienda, si la persona a la que le recomendó el restaurante no sabe hablar inglés y usted le dice ve a “jiuxlis”, esta buscará un restaurante con un letrero que diga “Jiuxlis”. Como recomendación: no sean malinchistas, no crea que por que su negocio tiene un nombre en inglés este va a ser de mayor prestigio.

Técnica: Para comprobar la pronunciación e idioma, se hará una combinación de técnicas.

  • La primera consiste en preguntarle a las personas la primera imagen y/ó palabra que se les venga a la mente cuando les mencionamos el nombre de la empresa, en este punto es necesario simplemente mencionarlo, no se los enseñe por escrito.  Una vez que la persona ya nos dijo que es lo que se le viene a la mente por el hecho de simplemente escucharlo procedemos a mostrarles por escrito el nombre de la empresa y le volvemos a preguntar. Esto es por que la mente de las personas procesa la información visual y auditiva de forma diferente, por esta razón es necesario obtener ambos puntos de vista. Lo más recomendable para este tipo de técnicas es preguntarle a algunas personas únicamente de manera visual, es decir, mostrándoles el texto y a otras de manera auditiva, es decir, diciéndoles el nombre, así veremos si concuerdan tanto lo que escuchan como lo que leen.
  • La segunda técnica consta de pronunciar varias veces el nombre. Pida a varias personas que lean el nombre o nombres que selecciono y analice cual de estos se lee de manera más sencilla, el de mejor pronunciación o los que la mayoría de las personas pronunciaron igual son los más recomendables.
  1. Piense en el futuro. Todo emprendedor desea que su empresa se vuelva muy reconocida y es por esta razón que al momento de ponerle un nombre a su negocio debe pensar en futuro. Considere el nombre como algo formal, que cause emoción cuando este se encuentre en todo el país, por esta razón evite nombres de doble sentido o con alguna grosería, pudiera ser algo muy gracioso al principio y llamar la atención, pero en un futuro difícilmente seria tomado como algo serio.

Técnica: En este punto más que una técnica es un trabajo de investigación y tener un poco de sentido común. Realice una búsqueda por Internet de las compañías más grandes de su país o del mundo, si no se le viene ninguna a la mente piense en empresas como Apple, IBM, Cemex, Microsoft, Telmex, entre otras. Vea que tienen todas esas compañías en común, vea como son sus nombres y sobretodo, analice como se vería el nombre de su empresa junto a una de ellas.  Pregúntese ¿El nombre de mi empresa refleja calidad y distinción?¿el nombre de mi empresa es único?¿el nombre de mi empresa sobresale?¿el nombre de mi empresa podría usarse como franquicia?, estas son algunas de las muchas preguntas que tiene que hacerse para elegir el nombre correcto. Si desea pida una segunda opinión a algún amigo o familiar.