Mercadotecnia: no importa lo que vendas, sino como lo vendas.

La palabra Marketing o Mercadotecnia es un término que puede ser confundido con facilidad esto por su compleja definición. Existe la creencia de que por salir en la radio, dar volantes o tener un espectacular ya se está haciendo mercadotecnia, pero estas ideas son erróneas, esto es publicidad, la cual es sólo una parte del concepto de mercadotecnia.

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española el vocablo mercadotecnia es “conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda”. Así pues, estas técnicas de atracción de clientes están basadas en estudios referentes a los gustos y preferencias de los consumidores.

Hace algún tiempo la mercadotecnia se limitaba a vender productos ya fabricados, es decir, el marketing se realizaba después de la producción para así fomentar las ventas. En la actualidad, la mercadotecnia tiene nuevas funciones, las cuales deben ser cumplidas antes de iniciarse el proceso de producción; entre éstas se encuentra el estudio de mercado, así como el diseño, desarrollo y prueba del producto final.

Así como las costumbres cambian con el tiempo, los negocios no son la excepción, la época donde los negocios sacaban productos al mercado basado en suposiciones y con la firme postura de que la gente compra lo que se vende, ha quedado atrás. Es por ello que, en estos tiempos, cualquier negocio debe de contar con un plan de mercadotecnia bien definido pues este le dará a conocer mucha información indispensable acerca de su mercado, desde quiénes son sus clientes, qué es lo que buscan, cómo satisfacer sus necesidades, cómo lograr llamar su atención, entre otras cosas. En pocas palabras, la mercadotecnia busca analizar los gustos de los consumidores, establecer sus necesidades y sus deseos, así como influir en su comportamiento para que deseen adquirir los bienes ya existentes.

De la misma manera que las personas creen que la mercadotecnia es publicidad, también piensan que es algo caro, pues desconocen que para crear un buen plan de mercadotecnia se necesita invertir, mas que sólo dinero, tiempo, energía y creatividad, ya que existen diversas herramientas del marketing que no cuestan nada; este plan debe estar basado principalmente en las tendencias del comportamiento humano en lugar de opiniones y suposiciones, según Michael LeBoeuf, en su libro “Cómo hacer clientes y conservarlos”, el 75% de las compras que se realizan son de modo emocional e inconsciente, este principio debe ser considerado para toda estrategia de mercadotecnia pues esta debe enfocarse en las emociones del cliente más que en la razón.

Un plan de mercadotecnia bien definido no sólo le indicara el camino que debe seguir para llegar a su meta, también le evitará realizar gastos y esfuerzos inútiles al invertir gran cantidad de dinero en publicidad que no tiene ningún efecto. Para hacer el plan de mercadotecnia deben de ser tomadas en cuenta todas las herramientas y beneficios con los que cuenta su negocio, así como los gustos y emociones de los clientes; con esto bien definido sabrá como realizar el mejor marketing para su empresa. Cabe mencionar que la mercadotecnia y la publicidad no traen frutos de la noche a la mañana, es un proceso lento con resultados a largo plazo, es por esto que se debe tener especial cuidado al momento de realizar cualquier plan de mercadotecnia y no decepcionarse al no ver resultados inmediatos, pues la clave de toda publicidad es perseverar e insistir.

La micro y pequeña empresa pueden generar un plan de mercadotecnia claro y sencillo, sin la necesidad de invertir grandes cantidades de dinero para su publicidad, todo es cuestión de ser creativos e innovadores, además de utilizar todos los recursos que estén a la mano o en su caso pueden contratar especialistas a precios razonables, por que recuerda que no importa lo que vendas, sino como lo vendas.