La competencia, su mejor aliado.

La competencia puede ser la peor pesadilla de algunos empresarios, pero esto es porque aún no han visto la increíble área de oportunidad que existe en ella. El ambiente empresarial es lo más cercano a un campo de batalla moderno, se necesitan estrategias para lograr el éxito, se debe de tener cuidado en las decisiones que se tomen, pero sobre todo hay que analizar detalladamente todas las cosas que giran entorno a nuestro negocio, tales como la competencia.

“Al igual que en las batallas, se necesitan estrategias para ganar pero sobretodo conocer al enemigo”

Diversos autores dividen la competencia en dos tipos, la directa y la indirecta, pero en nuestra opinión existe un tercero, dicho grupo muchas veces está incluido en los anteriores pero preferimos separarlo, pues este cada vez agarra más fuerza y causa mayor impacto en los negocios, lo llamamos la competencia intermedia.

La competencia indirecta se refiere a todas esas posibles opciones que tienen los consumidores de elegir un producto/servicio en lugar del mío, pero que no son iguales; por ejemplo, si una persona tiene hambre, la competencia indirecta de un restaurante de mariscos son todos aquellos establecimientos de comida, en donde el cliente, en vez de satisfacer su hambre con mariscos, puede comer otras cosas, ya sean tacos, hamburguesas, pizza, etc. Por otra parte la competencia directa son los productos o servicios en los cuales el cliente tiene la opción de elegir un producto/servicio igual o muy parecido al mío, volviendo a los mariscos, la competencia directa son todos los restaurantes de mariscos.

La competencia intermedia son esas otras opciones donde se venden productos/servicios iguales a los míos pero no son su especialidad, en el ejemplo de los mariscos su competencia intermedia son los supermercados que venden mariscos precocidos u otros restaurantes que se dedican a otro tipo de comida pero también venden mariscos, por ejemplo la comida china.

Una vez bien definida la competencia de su negocio es momento de sacarle provecho a esta situación. Tal vez estarán pensando ¿Cómo es posible sacarle ventaja a la competencia, si son ellos los que me quitan clientes?, bueno aquí les diremos como.

 

  “La COMPETENCIA puede ser su ALIADA, todo es cuestión de ANALIZARLA y saberla UTILIZAR”

Muchas veces el análisis adecuado de la competencia, para nuestro beneficio conlleva crear o descubrir nichos de mercado, esto porque al estudiar al “enemigo” es posible encontrar fallas y mejoras a los productos o servicios que ofrecen y así innovar soluciones a los problemas del consumidor; pero no sólo esto, según Al Ries y Laura Ries, consultores en mercadotecnia, en su libro “Las 22 leyes inmutables de la marca”, mencionan que a pesar de la creencia de muchos empresarios, la competencia aumenta el volumen del “ruido” y tiende a incrementar las ventas de ciertos productos, es decir entre más competencia se genere esta empezará a aumentar el interés de las personas por cierto producto/servicio y por lo tanto las ventas. Además mencionan que los clientes responden bien ante la competencia, pues les da la capacidad de elegir, lo cual es un beneficio adicional, cuando no hay posibilidades de elección, los clientes desconfían del producto, no saben si es realmente bueno, si esta demasiado caro o simplemente no creerían en la efectividad del producto porque no tienen punto de comparación.

La competencia les da a las empresas un punto de comparación entre ellas, alguna vez se a preguntado ¿Porqué en diversas ocasiones se coloca un Burguer King enfrente de un McDonals?, o el porque dos supermercados se encuentran tan cerca uno del otro, esto sucede porque incita a las empresas a mejorar ellas mismas; un ejemplo más sencillo, muchas veces cuando las personas van al gimnasio les gusta ir con un amigo(a), no sólo porque quieren tener compañía, sino por que se esfuerzan más y mejoran mas rápido.

Algo que los comerciantes deberían empezar a comprender es a no tenerle miedo a su competencia, inclusive si pueden colocarse diversas empresas del mismo rubro en un sólo punto es aún mejor, ya que si concentramos las empresas en un mismo lugar, la fuerza de estas atraerá a un mayor número de consumidores, Al Ries comenta en su libro, en un mercado donde una pequeña empresa tiene dificultades para sobrevivir, muchas juntas, prosperan.

“En un mercado donde una sola empresa tiene dificultades para sobrevivir, muchas juntas, prosperan”

 

Para concluir, antes de empezar a tener miedo por la llegada de nuevos competidores, o si intenta entrar a un mercado donde existen diversos productos similares, haga un análisis detallado y específico de estos e intente buscar la manera de trabajar en conjunto, pues un competidor no es únicamente un dolor de cabeza, en cambio les puede traer beneficios económicos, sólo es cuestión de analizar, innovar y abrirse a las posibilidades.